Seguidores

viernes, 18 de septiembre de 2015

Caprichos salados

Hoy por hoy, tengo que confesar, que a mis casi 36 años y después de haber pasado por un embarazo hace casi seis años...
 ¡ estoy a gusto con mi cuerpo !



Peso nueve kilos más que cuando me quedé embarazada, (entonces pesaba 49),
pero sí, estoy a gusto, me gustan mis formas y mis cambios y me ha costado mucho llegar hasta aquí, acostumbrada siempre a estar muy delgada.

Pero... por qué no decirlo, me siento guapa!!
... cómo en esos anuncios de televisión!! jajaja!


Una reconciliación un  poco tardía, de seis años.



Y aunque antes comía lo que quería y no engordaba ni a la de tres... 
ahora miro mucho lo que como para no engordar, aunque en mi dieta no falta ningún alimento importante.



Aún así, de vez en cuando, me doy un caprichito, más de vez en cuando de lo que debería...



Y de este caprichito salado... han salido varias cosas buenas:



La primera, lo que disfruté de volver a comer estas patatas tan buenas 
(sanas no se si serán, pero ricas están un rato)
y para que yo lo diga...
soy amante de las patatas fritas, chips y todo lo que va en bolsa!!
Mmmm...



La segunda, este botecito para las espátulas que fue a parar a mi consulta de Estética!!







Así que chic@s, disfrutad comiendo y pensar que después siempre sale algo bueno.

¡Marcela!
Mi bote ya está preparado para viajar hasta tu casa !


y para Inventar el Finde con Olga !


Mil besos y gracias por visitarme.