Seguidores

viernes, 27 de marzo de 2015

Conejo y guirnalda de Pascua

Si cerráramos los ojos durante unos segundos, e imagináramos que despertamos en este momento de un largo sueño , sin duda sabríamos que época del año es.



Escaparates de pastelerías, de panaderías, e incluso todos los supermercados están inundados de estas pequeñas cosas típicas y características de esta época del año.




Conejos de Pascua de chocoloate blanco, negro, rosa o amarillo, que más da!!! Están deliciosos!!
Tan ricos...








Y huevos de Pascua, mmmmmmm!!! increíbles, deliciosos...
De todos los colores y tamaños...








Debido a esto, y a que estoy inundada de este espíritu "Pascuero", (más que nada porque me voy a poner las botas y de paso unos centímetros de más) mi post se lo dedico a ese simpático conejito que nos alegra las Pascuas a los incondicionales del chocolate, a poder ser negro, y a los huevos de Pascua ... por favor!!
Y pensar que ...¡soy de salado!



Así que para quemar un poco de energía (y grasa) e ir calentando motores, con un poco de cartón he hecho un conejito, forrado de tela de un viejo saco y con unas partituras que ya conocíais envejecidas con pintura y esponjita en negro, lacito de tul y chapita de cartón, forrada de tela de saco y una cadenita dorada de bolitas.







La guirnalda de huevos con cartón, forrado con tela de saco, con partituras, puntillas y lacitos..






Espero que os guste y que vayaís imaginando ese olor a chocolate, monas de Pascua y "farinoses" que hacemos por mi zona, rellenas de confitura de cabello, chocolate, crema o bonitato, ¡qué más da!! lo que sea, porque están deliciosas... ufff! que buenas... ¡Y pensar qué soy de salado!
O eso creía yo!!!



Con la guirnalda y el conejito participo con Marcela y con Olga en:


Feliz semana a tod@s